Regalar un Podcast es como regalar un libro

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
podcast y libros
Photo by Konstantin Dyadyun on Unsplash

Los libros son ese tipo de regalos que no se olvidan fácilmente. Me atrevo a decir que al margen de qué tan bueno, o no, fue ese libro que te regalaron, siempre te vas a acordar quién te lo regaló. Y es que regalar un libro no es del todo fácil, es algo que requiere un balance entre ser un buen “lector” de libros y un buen “lector” de personas.

Al respecto, nos pasó algo muy curioso: pregunté por Instagram y por Whatsapp, a la ligera, qué significaba regalar o recibir un podcast y 63 de 71 personas respondieron que regalar un podcast era como regalar un libro. 

No lo había visto así, pero me puse a analizar qué tenían en común y encontré que aunque de lejos no parecen parientes, de cerca se puede decir que son “hermanos”, y quisiera compartir mis razones:

Se disfrutan a solas.

Los libros y los podcasts generan una “intimidad” especial; sentarse a escuchar, o a leer, puede ser un viaje en el tiempo, reirse un rato con amigos o sentir que se está espiando una conversación muy interesante en la que uno logra ser parte. Es una experiencia muy personal. 

Son el medio más visual (sí, el más visual).

¿Más visual que un video o película? Sí, estos dos formatos nos generan imágenes  auténticas. Nuestra imaginación construye a medida que leemos o escuchamos.

Hay podcasts para todo el mundo.

Hay muchas categorías literarias, muchos estilos y por supuesto miles de libros; algo similar pasa en los podcasts, hay más de 20 categorías, los hay en mesas redondas, narrativos, otros suenan mucho más cercanos a la radio tradicional y hoy hay más de 4000 podcast en español. Es decir, hay podcasts, como libros, para todos los gustos. 

Nutren la mente:

Esto se explica solo.

Son adictivos.

Una vez encuentras ese estilo y ese género que te atrapa, no puedes parar.

Para mí la principal razón por la cual son comparables es porque son valiosos. Cuando regalamos un libro, o cuando le decimos a alguien “te tienes que escuchar esto” hay un mensaje implícito, un mensaje que el otro termina de entender solo cuando lo lee o lo escucha. 

¿Diferencias grandes? Una: los podcasts son gratis.

¡Regalemos más podcasts!

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuál es tu show favorito de Naranja Media?
Powered by
shares