¿Cómo grabar un buen podcast a distancia?

cómo grabar un podcasting a distancia - en remoto

Si quieres producir un podcast en la era de la virtualidad y el trabajo remoto —dos tendencias laborales que cada vez se consolidan más como estilos de vida—, es clave que domines el arte de grabar con la mejor calidad posible sin importar en qué parte del mundo estés tú o cualquier persona que participe en el show. Aquí te contamos cómo lograrlo.

Más que un punto de llegada en el que simplemente se aterriza, un contenido de calidad es el resultado del camino recorrido. Por eso, aunque crear un buen podcast no es algo que pase por sí solo, tampoco depende del lugar geográfico en el que se esté: siempre que puedas garantizar ciertos aspectos durante el proceso creativo, vas a poder llegar a la meta.

En términos generales, ese proceso creativo puede pensarse en tres etapas diferentes: antes, durante y después de la grabación. Y justamente en esas tres etapas es que debes afinar la mirada y encargarte de que efectivamente pase todo lo que debería pasar en cada uno de esos momentos, especialmente cuando la producción incluye entrevistar a alguien para un episodio o tener una figura de invitado en el show.

Entonces, empecemos por el primer peldaño de la escalera…

podcast

 🎬 Antes de grabar

Como en tantos otros escenarios, en el podcasting remoto la planeación salva vidas. Por eso, una vez se confirma que la persona invitada al show está disponible e interesada, debería  poderse garantizar que todas las partes involucradas estén en la misma página, y eso incluye verificar aspectos tan básicos como:

  • Que la fecha y la hora sea clara para todos, algo especialmente importante si no se comparte el mismo huso horario.
  • Que todos tengan una conexión estable a internet y que puedan estar en el lugar adecuado para tener una conversación: aunque la vida remota permita grabar en una playa bajo las palmeras, el acceso a internet y el entorno silencioso, tranquilo y sin interrupciones son dos no negociables en una grabación de podcast. Si alguien involucrado en el show no puede garantizar alguno de estos dos aspectos, lo mejor es reagendar.
  • Que haya claridad sobre cuál es la plataforma en la que se va a grabar y que esté disponible en todos los dispositivos: las opciones, pagas y gratuitas, abundan y van desde Zoom hasta Zencastr, la clave está en garantizar que todos sepan a dónde conectarse y cómo interactuar con la interfaz. 
  • Que haya una buena disponibilidad de tiempo para que todas las personas puedan estar focalizados al momento de grabar: si el invitado en cuestión tiene un compromiso inmediatamente después de la conversación, su disposición no será la misma y, lejos de concentrarse, su mente estará aquí y allá, divagando entre nuestra charla y la recogida de sus hijos en el colegio. Por eso, recomendamos agendar citas en momentos que, usualmente, puedan ser de calma: el principio y el final del día, por ejemplo.
  • Que se usen todas las herramientas disponibles para garantizar el mejor sonido posible: si la persona invitada tiene, por ejemplo, un micrófono o unos audífonos no inalámbricos con micrófono es importante verificar que pueda usarlos durante la grabación.
  • Que haya un contexto y unos objetivos suficientemente claros, concretos y completos: no es lo mismo llegar a una conversación sabiendo que se va a hablar sobre, por ejemplo, “innovación” a llegar teniendo una mirada más amplia y profunda para saber que se charlará sobre la importancia de la inteligencia artificial en el cierre de brechas en el acceso a la educación rural. Más allá del ejemplo, el punto es que es muy importante que quien participe en el  podcast tenga el panorama completo sobre qué se hablará, a quién, por qué y para qué. De esa manera, se garantiza que sus aportes sean de valor real para la audiencia. Muchas veces, desde Naranja Media, la manera en la que garantizamos esto es entregando una guía escrita de conversación a los invitados para que así puedan llegar con más fluidez, contundencia y foco a  la grabación.

Evidentemente, garantizar todos estos aspectos hace que, de alguna manera, la grabación a distancia de un podcast empiece antes de la grabación misma. La magia de la conversación como tal también depende de todo lo que hicimos antes de ella. Por eso, en Naranja Media tenemos una costumbre que encontramos muy sana y recomendable: hacer lo que nosotros llamamos “precharlas”, conversaciones muy cortas que,  antes de grabar, tenemos con quienes están involucrados en el podcast para contarles todo esto brevemente y promover así una grabación más amena, priorizando la calidad del audio que usaremos para la producción del episodio. 

Ahora, habiendo conversado esto con quienes estén invitados al show,  ya se puede avanzar al siguiente peldaño y empezar con el paso a paso el día de la grabación.

podcast

🎥 Grabando, grabando…

Este es el momento de prender los reflectores y brillar porque aquí es donde realmente viene toda la magia, es el escenario crucial donde todo tiene que salir bien.

Por eso, antes de arrancar como tal la grabación te recomendamos, una vez más, verificar la calidad del sonido o, en otras palabras, hacer un sound check

¿Qué es un sound check?

Es una manera muy rápida y ágil de comprobar que la calidad del audio es tal cual como la que se espera que sea. Hacerlo antes de empezar la conversación en sí, te dará un margen de acción más amplio en caso de que el invitado presente problemas técnicos el día de la grabación. 

Dentro de las buenas prácticas que realizamos en Naranja Media están:

  • Conectarse cinco minutos antes de la hora de grabación para verificar que nuestro internet y el del invitado funcionen correctamente.
  • En caso de que el audio de la persona invitada no sea el mejor, siempre se puede buscar otras opciones para priorizar la calidad del sonido: recomendamos  especialmente usar la grabadora del celular de la persona como plan B. Es importante ubicarlo a la altura de la boca, a unos cuatro dedos de distancia, y en diagonal.
  • Si la grabación es en video, vale la pena procurar el mejor plano visual posible, lo que implica acomodar a la persona invitada en un espacio organizado en donde la cámara pueda tener una toma adecuada: es importante fijarse en que su cuerpo o cara no se corten en el plano, que aparezca completo, que pueda moverse con libertad y, sobre todo, que se sienta cómodo.
  • Procura grabar en canales independientes, es decir que la grabación  de voz de cada persona que interfiere, conversa o charla en el episodio se grabe de manera independiente a las demás. De esta manera, garantizas poder editarla e intervenirla de una manera más sencilla sin que una voz suene al tiempo con otra.

Para cerrar, no olvides que es bueno realizar constantemente todas las buenas prácticas del sound check durante toda la grabación, pues no estamos exentos a que el invitado se mueva mucho y el sonido no registre bien. Se necesita siempre poder estar verificando no solo la calidad de la conversación sino también la del sonido.

Always recording

Por otro lado, más allá del sonido, hay otro principio que usamos mucho en Naranja Media y es: always recording. Con esto, nos referimos a la importancia  crucial de estar grabando todo y estar grabando todo el tiempo. Es decir: antes de empezar la entrevista, mientras rompemos el hielo y entramos en calor, empezamos a grabar previamente porque en esos momentos previos puede haber mucho contenido de valor y porque nos ahorramos el momento incómodo de decir “ya estamos grabando” y que invitados se sientan más tensos o nerviosos. 

En nuestra experiencia, podemos garantizar que estar grabando siempre, desde el minuto cero, aligera la conversación, la hace fluida, brinda momentos espontáneos como risas o chistes y da comodidad y naturalidad al espacio porque nadie siente que está siendo “grabado”  o que debe posar para salir bien.

Espera lo mejor y prepárate para todo.

Aunque muchas veces planees todo con anticipación, en el momento de grabar muchas cosas pueden pasar y sacarte del plan inicial. Por eso, es clave siempre mantener la calma ante todo y tener mapeados algunos de los inconvenientes que se pueden presentar durante la grabación, con sus posibles soluciones. En nuestra experiencia, algunos de los más usuales son:

  • Que se caiga el internet: en este caso, puedes recomendarle al invitado que se conecte con los datos de su celular. Si no llegara a ser suficiente, podrías priorizar la calidad del audio y quitar el video de la grabación para que todo el ancho de banda esté cubriendo la voz. Si aún así no funciona, lo mejor sería reagendar.
  • Que surja un compromiso o algún inconveniente en medio de la grabación y las personas involucradas tengan menos tiempo o disposición para conversar: te recomendamos reagendar directamente.
  • Que algún sonido, como el de una mascota o un ambiente muy duro, interrumpa la grabación: puedes esperar a que pase el ruido o reubicar a la persona invitada en otra parte de su casa u oficina. Si el ruido  es significativo y persiste, es mejor reagendar.
  • Que sientas al invitado distraído u ocupado con otras cosas: pregunta si pueden volver a empezar, buscando una forma diferente de captar su atención,o acercarte a los mismos temas con un enfoque diferente. Para esto, es importante siempre estar prestando atención y escuchando detalladamente, así como pulirte en el arte de tener conversaciones buenas, profundas y relevantes. Si sientes que la charla no es lo que esperabas, piensa si vale la pena reagendar en un espacio donde la persona se sienta más fluida o con mayor disposición.

👀 Después de la grabación

Por último, pero no menos importante: hay varias cosas que deben verificarse una vez se ha terminado de grabar para garantizar que tu podcast remoto está funcionando como debería. 

Te recomendamos, especialmente, que tan pronto termines la entrevista y dejes de grabar, descargues el audio, lo categorices en una carpeta clara y ordenada de archivos y nombres el clip de una manera clara  y evidente para todo tu equipo. Nosotros solemos hacerlo así: ‘Nombre de la persona invitada_ la empresa donde trabaja o cargo_ día, mes y año”.

Por otro lado, es clave tener un backup o un respaldo del audio. ¿Qué pasa si se daña tu computador o si la otra persona borra su archivo de audio? Lo mejor que puedes hacer en estos casos es prevenir, que es mucho más fácil que solucionar. Por eso, te recomendamos subir el audio a plataformas online como WeTransfer o Dropbox.

Recuerda que aunque acá te estamos dando un panorama general, el podcasting, y en particular el podcasting remoto, no es una fórmula matemática ni una camisa de fuerza: esto es lo que ha funcionado para nosotros, pero tú puedes encontrar tus propias técnicas y herramientas. Este campo sigue siendo el de la experimentación. Por eso, aprende en el camino y disfruta el proceso.

¿Quieres iniciar tu podcast y no sabes por dónde empezar? Hablemos, acá vas directo a nuestro whatsapp. 

podcast

¿Cuál es la frecuencia ideal de un Podcast y por qué esto es importante?

En el universo del podcast hay de todo: desde contenidos que salen al aire día tras día hasta shows que publican episodios sin ningún tipo de frecuencia definida. El intermedio, por supuesto, es una vastísima gama de grises que incluye podcast semanales, quincenales y mensuales. ¿Cuál es la mejor opción? ¿Realmente influye o es importante establecer una frecuencia? Aquí te contamos todo lo que necesitas saber al respecto.

Read More »
contenido

Asunto: ¿Cómo hago que otros hablen de mí o mi contenido? una estrategia sin pagar por ello

Hoy quiero hablar sobre un asunto que es vital: cómo hacer “giras de relaciones públicas” para aumentar el alcance orgánico, es decir de manera “natural” y sin inversión monetaria, de nuestros contenidos. Esto, si bien aplica 100% a podcast, créanme, aplica también a otros contenidos e incluso a los mensajes que quieran llevar como marca personal.

Read More »